Sección Tecnológica

De los establecimientos franceses fuera de Francia, el LFM es el único que cuenta con una sección que prepara los alumnos para la obtención de los «baccalauréats» tecnológicos industriales (STI). A partir de la visita del General de Gaulle a México y por acuerdos con el Gobierno Mexicano se crearon estas secciones en 1967 firmando los convenios correspondientes, por medio de los cuales se unían la SEP y el LFM en un programa de becas de excelencia que no han dejado, desde entonces, de demostrar su eficacia. Basta observar el devenir de los egresados, los estudios que han cursado, las carreras y los empleos ocupados por los antiguos «bacheliers» egresados de esta sección, su inserción en las estructuras, empresas, organizaciones francesas o mexicanas del Distrito Federal. Objetivamente, estos «baccalauréats» del LFM constituyen áreas de éxito.

Varias son las razones para ello:

Con la SEP se establece un programa conjunto por el cual se otorgan cada año becas de estudios a sus mejores alumnos. Al terminar su último año de secundaria con calificaciones de excelencia y manifiestan el deseo de presentar alguno de nuestros «bacs» tecnológicos. Un año después de su ingreso al liceo, durante el cual, deben aprender y dominar el empleo del francés, como instrumento de trabajo, estos alumnos integran a las clases de 1° de Preparatoria, posteriormente ingresan a las áreas de STI o al área «S» con opción «Ciencias del Ingeniero».

Aprueban en forma brillante el «baccalauréat», ya que los índices de aprobados se acercan al 100%. Posteriormente, continúan sus estudios en el IPN (Instituto Politécnico Nacional) ; en el INSA de Lyon o de Toulouse; en diversas Clases de Preparación para las Grandes Escuelas Francesas ; en la Universidad Pública Mexicana (UNAM), y otras. Algunos eligen proseguir sus estudios en el liceo en licencia profesional. Nuestras áreas tecnológico son una vía ideal para los que desean convertirse en ingenieros realizando una carrera exitosa.

 

Algunos egresados de tecnológico aseguran contar con una formación polivalente al obtener su «bac». Esto significa, por una parte, que su nivel de cultura general y científica es particularmente elevado, por otra parte, que la calidad de los métodos de trabajo ofrecidos por el liceo en áreas tecnológicas es notable, ya que permite una fácil adaptación a distintas áreas.

En fin, es reconocido que nuestros egresados de tecnológico que desean continuar sus estudios superiores en Universidades mexicanas superan todos, con gran facilidad, el obstáculo del primer y segundo años (los más difíciles de superar), cualesquiera que sean las áreas elegidas.

Nuestros alumnos, una vez que aprueban el «bac» tecnológico, tienen un gran número de puertas abiertas. Si quieren continuar estudios en formaciones cortas u optar por una dirección distinta, tienen la siguiente posibilidad: aprender un oficio preparando una licencia profesional en el LFM y trabajar directamente en una empresa. Después de cuatro años de experiencia se accede a un puesto gerencial o bien pueden retomar sus estudios superiores en la escuela francesa o mexicana de su elección. 

En conclusión, las secciones tecnológicas nos permiten responder de manera notable a las tres primeras misiones de nuestra estructura de tutela, la Agencia para la Enseñanza Francesa en el Extranjero:

  • Asegurar la formación de los alumnos franceses residentes fuera de Francia, a través de las misiones de servicio público relativas a la educación (en particular ofrecerles la gama más extensa de posibilidades de orientación).
  • Contribuir, por medio de la escolarización de alumnos extranjeros, la proyección del idioma y de la cultura francesa.
  • Reforzar las relaciones de cooperación entre los siste - mas educativos Francés y Mexicano en el caso del LFM.